LOS COMIENZOS

En Colombia la historia del Dibujo Animado se remonta hacia el año de 1930, tiempo en el que los hermanos Acevedo de la ciudad de Medellín dan los primeros pasos en la producción de dibujos animados, pero realmente no tienen mucha acogida. Desde entonces hubo varios intentos de creación de la industria, pero durante 30 años la producción animación era muy debil y por ello permaneció en el olvido.

Fue realmente hasta 1960, con la llegada al país del francés Robert Rosse, cuando la animación realizada en el país vuelve a aparecer. Rosse se asocia con Corafilm (una empresa productora de dibujos animados para cine) y realiza dibujo animado esencialmente para su exportación. Esto le permite crear la primera escuela de dibujantes y animadores, y empieza a enseñar el arte y la técnica a los que serán los primeros animadores propiamente colombianos. De esta época sólo algunos sobrevivieron y continuaron el trabajo de Rosse.

Ellos fueron Fernando Laverde (quien en 1971 realiza el primer corto animado colombiano llamado "El país de bella flor"), Luis Enrique Castillo (quien en el 76 hace cortometrajes basados en los cuentos infantiles de Rafael Pombo) y Nelson Ramírez, quizás el más importante por ser el pionero de la animación de comerciales para televisión ( y entre sus trabajos podemos mencionar Lanzamiento del Renault 4, a mediados de los 70´s; el del tigre de suramericana a comienzos de los 80´s y más recientemente el "mano gorgojo" de Pizano, el "Carietón" de Colgate, el gallo Ley, la gallina Maggi de navidad y el dragón de Listerine, entre muchísimos otros) y quien luego de 25 años de trabajo artesanal, durante los que desarrolló comerciales para cine y televisión, se convirtió en el maestro de la animación nacional, logrando un acumulado de 1.400 trabajos realizados desde la empresa Cinesistemas, la agencia Par Publicidad y su taller particular. Nelson Ramírez Producciones fué la escuela de la mayoría de los animadores que participaron en los trabajos de dibujo animado comercial más importantes y vanguardistas de los 70s, 80s y 90s. Fue la empresa de dibujo animado más grande de Colombia, sin embargo, Nelson Ramírez no trascendió de la producción de comerciales, y con la crisis de la segunda mitad de los años 90s, perdió la fuerza que tenía.

Con el transcurso de los años surgieron otros realizadores de comerciales, en su mayoría, buscando competir con Nelson Ramírez (y varios de ellos salieron de su estudio), entre los cuales podemos mencionar a Alberto Badal, Juan Manuel Agudelo (JMA Estudios), Alvaro Sanabria, Danilo Sánchez, para mencionar los más conocidos. El trabajo de todos estaba enfocado netamente a la realización de dibujo animado para comerciales, y durante 25 años realizaron trabajos de muy refinada factura, a tal punto que empezaron a llegar comerciales de otros países de Latinoamérica para ser realizados aquí. Los campos del largometraje, y las series de televisión fueron totalmente relegados por ellos (dentro de un criterio económico efectivista),y en ningún momento se produjeron piezas audiovisuales que excedieran unos cuantos minutos, para lo cual siempre invirtieron enormes cantidades de tiempo y recursos.

No sobra decir que el trabajo de ellos era absolutamente manual, con acetatos, colores y tecnología que tenían que importar del exterior, transfiriendo el material dibujado a través de trucas a cinta de cine de 16 o 35 mm, la post-producción de las cuales debían realizar en el exterior debido a la ausencia de la infraestructura localmente (edición, revelado, foley, etc). Los tiempos de producción eran realmente enormes, y sus costos eran de igual manera enormes, debido a la falta de todo el proceso de revelado y edición en Colombia. Esto duró hasta mediados de los años 90s, cuando la tecnología evolucionó de forma instantánea todo esto, y ellos se volvieron poco competitivos con respecto a lo que estaba ocurriendo en otras partes del mundo.

La falta de recursos, y la poca visión de los directores de los estudios de animación nacionales, provocaron que el campo que había ganado el dibujo animado publicitario durante dos décadas, fuera perdiendo fuerza y protagonismo en la producción de comerciales nacionales, tanto que muchas de las agencias de publicidad empezaron a mandar sus trabajos al exterior, especialmente a los estudios de dibujo animado argentinos y brasileros que se consideran los mejores de Latinoamérica y tienen una excelente calidad, costos y tiempos de entrega. Paradójicamente, y a pesar del mal momento que vivía el país, la diferencia radica en que los estudios colombianos en boga de ese entonces cobraban presupuestos muy altos en comparación con los otros países del continente, y los tiempos de entrega eran generalmente dilatados, lo cual perjudicaba las campañas de las agencias y clientes que contrataban el servicio. Un solo comercial animado de escasos 30 segundos podía alcanzar los 100 millones de pesos (hablando de los años 80 y hasta la mitad de los 90), presupuestos tremendamente onerosos, si tomamos en consideración que el desempeño económico de este país es inferiorísimo al de los países desarrollados o al de los países grandes de latinoamérica.

Esto provocó que el oficio del dibujo animado se estancara, de ahí que, hoy por hoy, muchas animaciones para comerciales nacionales se estén realizando en el exterior, o en el peor (y actualmente más común) de los casos, se realiza aplicando tecnología en lugar de mantener la técnica tradicional, cosas que ocurren desde esa época cada vez con más frecuencia.


No obstante, los más "emprendedores" creativos del país trabajaban para generar técnicas más económicas de animación como es el caso del 3D y así afrontar la crisis económica que disminuyó el trabajo publicitario. Actualmente, existen productoras de comerciales que realizan el dibujo animado mezclando animaciones 3D, con dibujos estáticos animados muy rudimentariamente por computador, o animaciones en nuevos sistemas como Flash, que más de ser un nuevo lenguaje (propio de internet por cierto) que en este preciso momento está de moda, no reemplazará jamás el valor del trabajo tradicional en dibujo animado en su calidad y la versatilidad con que maneja el contenido. Por supuesto, esto va en detrimento del trabajo en dibujo animado nacional, al menos en el campo de los comerciales.


LA EVOLUCION TECNOLOGICA


En un principio, los proyectos se realizaban de forma artesanal, con sistemas rudimentarios, los cuales hacían que el 80% del trabajo fuera manual. La animación era desarrollada en un método que es mejor conocido como stop motion (un sistema el cual se captura con una cámara de cine o un sistema cuadro a cuadro de video, fotograma por fotograma sobre una mesa de filmación o truca, y que hoy día se usa para hacer animaciones con siluetas recortadas, plastilina, u otro tipo de materiales) que fuera la primera técnica en usarse en Colombia (y el mundo) para hacer animación. Así, se dibujaba y coloreaba en blanco y negro cuando la televisión aún era en blanco y negro, logrando hasta setecientas gamas de grises diferentes. Esto duró por varios años hasta que llegó la televisión en color, y este mismo proceso se hizo a color.

Este sistema de stop motion duró por más de dos décadas, hasta que aparecieron nuevas tecnologías y nuevas ideas que permitieron evolucionar el mundo de la animación en general y del dibujo animado en particular. La introducción del computador con programas para animación 3d y posteriormente para dibujo animado, permitieron mejorar y disminuir en un 90% el tiempo de elaboración manteniendo la calidad del resultado final (al contrario de lo que en esa época los directores de los estudios decían al respecto). A pesar del esceptisismo de muchos al comienzo (y la lista incluye a toda la vieja guardia o dinosaurios del dibujo animado nacional), el computador reemplazó los procesos manuales de pintado, y la captura cuadro a cuadro en la truca. Finalmente, con la aparición de los primeros sistemas de edición no-lineal se eleminó casi completamente el trabajo en cinta de 16 o 35 mm de cine. Se pasó del sistema de stop motion al scanner y a todo lo que hoy día se hace de ahí adelante. El escepticismo con el cual se convivió en esa época al respecto fue realmente extraordinario. Casi todos los directores de los estudios de dibujo animado de ese entonces, descartaron la idea de implementar estos nuevos métodos y procesos a su trabajo, y se resistieron de la mejor manera que pudieron; sin embargo, no estaban destinados a prosperar.

La empresa pionera en la introducción del computador en el dibujo animado fué Conexión Creativa, liderada por los hermanos Zajec. Ellos insertaron el computador en los procesos tradicionales del dibujo animado, optimizando las posibilidades de producción a tiempos y costos realmente muy competitivos. Los primeros sistemas de dibujo animado que empleaban el computador fueron montados por ellos hacia 1994, para los estudios de Nelson Ramírez Producciones.

A pesar de que muchos piensan que Conexión Creativa empezó haciendo dibujo animado, inicialmente trabajaron en animación 3D con los hermanos Urrutia (Miguel Mateo y Pedro), y posteriormente con Nelson Ramírez Producciones, donde se involucró el computador en los procesos de producción del dibujo animado. No existían para ese entonces programas para trabajar animación 2D, por lo cual inicialmente utilizando software 3D (y el muy conocido hoy cell shader), y a partir de la segunda serie de dibujos animados colombiana (Blanca y Pura), se empezó a utilizar sofware especializado para dibujo animado. Esta experiencia permitió ver las posibilidades del dibujo animado como herramienta audiovisual para contar historias y para abrir otras posibilidades en el terreno audiovisual.

Fue muy importante para la arrancada de Conexión Creativa la colaboración de Danilo Sánchez y Alfonso Castaño (quienes trabajaron con Nelson Ramírez), quienes entrenaron los primeros grupos de dibujantes y animadores que tuvo Conexión Creativa, bueno, además de que hicieron parte de esos grupos, liderándolos.

En esencia, se abrieron posibilidades de producción y realización enormes, a tal punto, que dejaron de usarse los acetatos, tintas y colores, y se empezó a dibujar en lápiz sobre una hoja de papel blanco, implicando una reducción de costo considerable.

Indistintamente de la capacidad de involucrar el computador en los procesos de la animación tradicional, se necesitaba de la visión y la voluntad para realizar proyectos que tuvieran varios minutos de animación y se lograran en el transcurso de una semana, brindadole a clientes y programadoras de televisión la posibilidad de tener un producto audiovisual interesante y barato. Y esta capacidad, voluntad y visión la tuvieron los hermanos Zajec. En el proceso que ellos iniciaron, más que grandes presupuestos, ha habido grandes aciertos, y mucha determinación.

Esto se ha convertido en una revolución, que ha influenciado a toda una generación de diseñadores, artistas gráficos y audiovisuales. Muchos hoy, con un computador y software de muy bajo presupuesto, están en capacidad de hacer animaciones dibujando en papel o sin dibujar. Lo importante, es atreverse.

Sin embargo, aún la capacidad de producción que demuestran algunas empresas, hacen la diferencia con respecto de todos los que están surgiendo, ya que la televisión comercial lo que busca son grandes volúmenes para poner al aire, además de historias interesantes.

A continuación vamos a enlistar algunas de las producciones del dibujo animado más importantes, por su duración y complejidad técnica y de producción.



 TELEVISION

COMERCIALES

El pionero de este tipo de piezas audiovisuales a nivel nacional fue Nelson Ramírez. En su carrera profesional (más de 30 años) fácilmente produjo 2000 comerciales en dibujo animado. Muchos de los que fueron y son animadores tradicionales hicieron parte del equipo de trabajo de su estudio, y muchos de los que estuvieron trabajando con él, y donde probablemente aprendieron el oficio, formaron sus propios estudios. En las buenas épocas de los comerciales, los presupuestos para la producción de un comercial de 30 segundos eran absolutamente astronómicos, y aún así se producían gran cantidad de comerciales en esta técnica. Sin embargo la competencia que se mantenía entre los distintos estudios de dibujo animado (no muy seria por cierto), la precaria capacidad de producción y el incumplimiento dentro de los plazos que usualmente se establecen en los comerciales, hizo que las agencias de publicidad y los anunciantes que las alimentan fueran poco a poco dejando de contratar este tipo de trabajo. Sumado a esto la crisis de los años ‘90s, los estudios de dibujo animado fueron desapareciendo hasta que quedaron unos pocos que se aventuraron a desarrollar nuevos productos audiovisuales en esta técnica.

CABEZOTES, CORTOS, VIDEOS MUSICALES, INSTITUCIONALES

Este tipo de piezas, son las que complementan los productos audiovisuales en imagen real y que ayudan a apoyar algún tipo de programa comercial, educativo o informativo.

 Quizás nuevamente el pionero fue Nelson Ramírez, quien ha hecho mucho de los cabezotes de las novelas de moda en los 80 y 90 (una de las más famosas fue Escalona).

Entre las producciones más recientes podemos mencionar: PA’CIENCIA (CONEXIÓN CREATIVA), CLUB 10 (FUSIONARTE), JACK EL DESPERTADOR (CONEXIÓN CREATIVA), SWEET (CONEXIÓN CREATIVA, PERRO AMOR (cabezote – CONEXIÓN CREATIVA), PORQUE DIABLOS (cabezote – CONEXIÓN CREATIVA), LA INVENCIBLE MUJER PIRAÑA (CONEXIÓN CREATIVA).

En cuanto a los videos musicales, formato totalmente novedoso para el dibujo animado no solo a nivel local, sino internacional y quizás es más nombrado ha sido el del grupo LOS ATERCIOPELADOS (CONEXIÓN CREATIVA).

Muchas piezas audiovisuales institucionales se han hecho en dibujo animado, siendo esta una herramienta de comunicación muy poderosa. La lista en este campo es bastante larga.

Es posible que en los próximos años se exploren otros formatos, el tiempo y las circunstancias lo dictaran.


SERIADOS

A pesar de que la producción y realización de comerciales en dibujo animado migró hacia otros países o técnicas de animación, se ha impulsado un nuevo lenguaje audiovisual, que surgió de la producción de grandes cantidades de dibujo animado, a muy bajo presupuesto, pero apelando a historias y conceptos gráficos interesantes. Esto fue totalmente liderado por Conexión Creativa en su comienzo, donde se desarrollaron nuevos procesos de producción y sistemas alternativos de post-producción para la realización de series de dibujos animados. El primer reto fue hacer más de un minuto de animación por semana a una calidad que aúnque no era óptima, permitía contar una historia. Y así aparecieron los primeros proyectos de dibujo animado de gran formato. Unos fueron para adultos, y algunos pocos para niños.

El siguiente programa (CONEXIÓN CREATIVA 1997-2001/ADULTOS)

Pero si de crear series de dibujos animados se habla Conexión Creativa es la empresa que inició esto en Colombia. En 1996 realiza el primer animado comercial "La invencible mujer piraña" para TELESET y un año más tarde el primer seriado animado para televisión realizado en el país "El siguiente programa", que financiara la programadora Cenpro TV y cuyo éxito arrollador está basado en la manera abierta y despiadada como se muestra la situación critica del país, que ocasionalmente compromete a personajes reconocidos localmente.

Este proyecto surgió del la alianza hecha entre Gaira y Conexión Creativa, donde se explotó la popularidad de Martín de Francisco y Santiago Moure. Esencialmente se buscaba hacer media hora de animación por semana, y para convencer a alguna programadora, se tenía que tener un producto que fuera infalible para su comercialización y posicionamiento en el rating nacional. Esto se logró con estos personajes, que ya eran muy reconocidos, y siguiendo el tipo de estética grotesca que estaba de moda en MTV hacia ya algún tiempo con series como Beaves And Butt Head, y donde se criticara la farándula criolla. Esto evolucionó en algo mucho mejor, donde la crítica ya no solo fue al fatídico mundo de la farándula, sino a toda la sociedad y sus representantes o máximos exponentes. “El siguiente programa” permitió capacitar el primer grupo de dibujantes y animadores con una mentalidad totalmente nueva, y cada proceso se volvió parte de un progreso y aprendizaje permanente.

De El siguiente programa se hicieron 113 capítulos de media hora. Este, fue merecedor de varios premios nacionales e internacionales.

Supercriollo (NEWMOK 2000/ADULTOS)

Esta serie animada fue emitida por la programadora Colombiana de Televisión, todos los sábados en el horario prime time de las 7 de la noche, desde el 29 de abril del año 2000 y cuya producción es completamente nacional: "Supercriollo es un tipo común de unos 45 años perteneciente a la clase media que decide convertirse en super héroe por fuerza mayor, que sin poderes y por su propia cuenta desea solucionar problemas", señala Herbert Iván Otalora Arias, creador de la serie. "Aunque es un trabajo realmente dispendioso, para nosotros es un placer realizarlo desde el momento que se idea el argumento hasta verlo terminado". 

Herbert, creador de supercriollo participo de la parte creativa de los primeros 26 capitulos (primera temporada) de “El siguiente programa” ( y de una forma perversa es su hijo). Este seriado duró muy poco, porque hubo inconveniente entre las distintas programadoras en cuanto a su emisión, a pesar de que su rating fue bueno para lo que duró.

De Supercriollo se hicieron 8 capítulos.

 

Blanca y Pura (CONEXIÓN CREATIVA 1999-2000/ADULTOS)

Blanca y pura fue una idea original de Juana Uribe, es la primera telenovela en dibujos animados que se ha hecho en la historia de este género televisivo. Esta realización se hizo con la financiación de RCN TV y Tepuy Internacional. La idea era hacer una novela en dibujos animados para tratar de comercializar dicho tipo de producciones en mercados más exigentes en programación como el europeo. Esta serie tuvo buena acogida, y mientras estuvo al aire a nível nacional (por RCN TV) tuvo un buen rating. Este proyecto fue desarrollado por Conexión Creativa.

De Blanca y Pura se hicieron 26 capítulos.

Bettytoons (CONEXIÓN CREATIVA 2001-2003/INFANTIL)

Bettytoons ha sido un producto extraordinariamente exitosa. Es una idea original de RCN TV, y fue desarrollado por Conexión Creativa. Aprovechando el gran éxito de la telenovela “Yo soy Betty la fea”, se desarrolló un producto para niños, que apelaba a una situación ficticia de los personajes de la novela conviviendo en el colegio durante su infancia. Se ha visto en 40 países del mundo, y ha sido un producto que ha tenido una increíble recordación en el exterior.
De Bettytoons se hicieron 60 capítulos.

 

Otros que intentaron pero no prosperaron en esta empresa fueron : LOS CONQUISTADORES (DELFIN ESTUDIOS 2000-2001) y SIMPLEMENTE RITA (TELESET ANIMACION y TELEMUNDO  2001-2003). A pesar de que estas empresas contaron con buenos presupuestos, al parecer no supieron llevar a término sus proyectos y simplemente pasaron a la historia como otro intento de hacer dibujo animado nacional.

CINE

CORTOMETRAJE

En este rubro podemos mencionar a varios que realizaron series de cortos para proyectar en las salas de cine: 1) Fernando Laverde (1971 "El país de Bella Flor”, 1973 “Colorin Colorado”, “La Maquinita
Nocturno”, “La pobre viejecita”, “Sombras de Vida”, “Pepitas rojas”, “Cristobal Colón”, “Martin Fierro”); 2) Luis Enrique Castillo (1976 “Renacuajo paseador”, “Simón el bobito”, “Toche bemol”, “Frontera audiovisual”); 3) Magdalena Venegas de Massonat (“Emanuella no tiene quien la escuche”, “1983 Donde hay payasos”); 4) Maria Paulina Ponce (“Filemon y la gorda”, “Llego la hora”); 5) Carlos Eduardo Santa (“Isaac Ink: El pasajero de la noche”, “Muñeca rusa”, “Selva Oscura”).

 

LARGOMETRAJE

 
Bolívar El Héroe (FUSIONARTE 2001-2003/INFANTIL)

Este proyecto es el primer largometraje de dibujos animados colombiano. Fue desarrollado totalmente por FUSIONARTE. Su producción es de muy bajo presupuesto, se realizó la parte de imagen con 8 personas, en el transcurso de 20 meses. Su duración es de 75 minutos, y se hicieron alrededor de 200.000 dibujos. El estilo que se pretendió darle fue manga o animé, logrando finalmente una adaptación interesante del estilo.

Esta película aportó al desarrollo del dibujo animado esencialmente en la parte técnica, ya que su realización fue casi en su totalidad digital (obviamente a excepción de los dibujos que fueron necesarios y de las voces), lo cual permitió bajar el presupuesto de forma radical. Esto logrará que en un futuro que se realicen otras películas en dibujos animados.

 

SOBRE LA FORMACIÓN DE DIBUJANTES Y ANIMADORES, Y EL EQUIPO QUE REALMENTE REQUIERE ESTE TIPO DE PIEZAS AUDIOVISUALES.

El dibujo animado es un trabajo en equipo. No se trata solamente de dibujar, se trata de crear productos audiovisuales utilizando el dibujo animado como una herramienta. Realmente, realizar cualquier pieza utilizando esta técnica, implica un equipo considerable de gente, como los que escriben, los que dibujan y animan, los que pintan, los que componen y editan, los que hacen las voces, los que hacen la música, los que sonorizan, y obviamente los que distribuyen o proyectan el producto final. Sin ninguno de ellos no sería posible que la audiencia conociera el trabajo de todas estas personas. El siguiente asunto es que la audiencia es el juez del trabajo, el resto es mera especulación. En Colombia no se ha podido realizar piezas audiovisuales animadas de excelente calidad técnica, y esto se debe esencialmente a dos factores: 1) el personal involucrado en la parte de dibujo y animación; y, 2) los presupuestos que se manejan.

Tenemos que tener en cuenta que en Colombia no existe una capacitación seria en dibujo animado, usualmente los que enseñan no tienen ni siquiera capacitación formal en diseño o dibujo artístico, y muchas veces sus argumentos se limitan a su experiencia en este ramo.

Por lo tanto, uno de los temas que mayor debate causa es el de la capacitación con la que cuentan los dibujantes y sobre todo los animadores. Como en Colombia no existe una carrera de animación en ninguna universidad, ni centro educativo técnico,  en casi todos los departamentos de diseño gráfico se han inventado cursos de dibujo animado y animación 3D. Y estos cursos son atendidos por este tipo de personas, que aunque tienen conocimiento de la técnica y quizás capacidad de dibujar, no conocen los cambios en lo tecnológico ni conocen en detalle los procesos para producir grandes cantidades, que es el eje de convertir en una industria este trabajo. Y sumado a esto, muchas veces, el centro donde enseñan dibujo animado no tienen al menos un equipo base para que los estudiantes vean lo que están haciendo.

 Con una formación totalmente desactualizada y precaria, los que se consideran profesionales de dicha área, al momento de egresar de la universidad, y enfrentarse a la producción deben capacitarse nuevamente. Y en la empresas productoras de animación en vista de que no existe el personal adecuado, optan de enseñar lo básico sobre la marcha, de forma que al menos puedan colaborar al conjunto total de la producción. Y no solo este problema esta en la técnica de la animación, sino en el mismo dibujo. También en temas relativos al dibujo y diseño son deficientes: el conocimiento en las corrientes artísticas que han existido, el desarrollo de un concepto desde su origen más primario, así como la capacidad creativa al momento de poner en papel la composición de las tomas o escenas. Y esto es el resultado de profesores deficientes, que quizás dibujan bonito y por un azar del destino estuvieron involucrados en algunos proyectos de animación.

Como no existe una verdadera corriente artística, y por consiguiente se carece de un estilo propio, tanto de dibujo, y mucho más de animación, y esto se ha prestado para un debate de grandes proporciones, donde en lugar de corregir las deficiencias, se busca copiar los estilos y tendencias de otras partes del mundo. Muchos son conocedores del tema del comic y de la animación, pero ser un conocedor en un tema, no implica ser un sabio, y esto es algo que muchos aún no entienden, quizás por su deficiente educación y baja autoestima. Sin embargo, a pesar de todos los problemas, “haciendo” es como se aprende y evoluciona, y así poco a poco va apareciendo una nueva generación de dibujantes y animadores, surgidos del empirismo. Por lo tanto, las grandes escuelas de animación nacional son las productoras que persisten, y donde realmente se capacita la gente en este trabajo.

 Otro aspecto importante, es el de las ideas (conceptos) que se traducen en libretos a desarrollar. La mayoría de guionistas o creativos son muy limitados desde la perspectiva del dibujo animado, ya que en su mayoría están entrenados para escribir productos audiovisuales como videos institucionales o novelas. Cuando escriben, no tienen en consideración que en este lenguaje, se puede hacer casi cualquier cosa. Esto ha limitado las posibilidades de penetrar los mercados internacionales, ya que el dibujo animado puede ser como una novela, pero tiene que estar desarrollado dentro de su propio lenguaje.

Finalmente, para muchos que van a leer esto, y que pretenden estar en la lucha de colocar piezas audiovisuales del dibujo animado en televisión, cine o internet, no deben olvidar que la única manera de avanzar es seguir adelante.

 

EL BOOM DEL “DIBUJO ANIMADO COLOMBIANO

Con el auge del dibujo animado nacional impulsado esencialmente por Conexión Creativa, muchos han tratado de entrar con sus propios productos.  Sea como empresas, o sea como animadores independientes, se han tenido que enfrentar con el poco interés que tienen los canales y programadoras. Muchos quizás piensan que porque se han logrado realizar algunas series y un largometraje se han abierto las puertas de las televisoras y salas de cine de Colombia y el exterior al producto colombiano. Pues esto no puede estar más alejado de la realidad, si no tenemos en consideración que el gran esfuerzo de los canales y las programadoras está en las novelas y noticieros, y en las salas de cine están más interesados en los grandes éxitos de los estudios de Hollywood que en las pocas películas que se hacen aquí. Es más, se ha tratado de utilizar el dibujo animado como técnica para desarrollar productos audivisuales con los contenidos de las novelas, de forma no muy acertada por cierto. Sin embargo, poco a poco se ha logrado que los canales de tv entiendan que el dibujo animado permite desarrollar otro tipo de piezas. Pero el efectivismo económico y los pocos espacios que hay para lo que se podría hacer, hacen de este tipo de piezas audiovisuales, productos sumamente complicados de ser comercializados. A esto, debemos sumar el hecho de que muchos se han entusiasmado a producir dibujo animado en forma de cortos y series para televisión (empresa de por sí bien compleja), pensando muchas veces que tienen “la idea”, y sin posibilidades locales de emisión y sin posibilidades de distribución internacional, la mayoría de proyectos se ven estancados permanentemente, y una y otra vez se estrellan con esto.

Y, como además no existen empresas fuertes en este ramo ni una agremiación que proteja esta industria, se ha convertido en una batalla de protagonismos entre los que están y han logrado hacer algo, y los que pretenden entrar.

Sin embargo, el dibujo animado a gran escala es una gran empresa, y las complicaciones que implica son mucho mayores que la infraestructura necesaria, el dibujo y/o arte necesarios para realizarlo. A diferencia de lo que pasaba antes de que Conexión Creativa posicionara la idea de que era posible hacer más de un minuto de animación por semana, hoy días, los canales, programadoras y otros posibles consumidores del dibujo animado “creen” que se puede hacer en Colombia grandes cantidades, a un bajo costo. Esto ha permitido que muchos desarrollen proyectos que en otra época se hubieran enfrentado a la total desconfianza. Sin embargo, los canales, y productoras no desarrollan dentro de sus portafolios de producto proyectos propiamente en dibujo animado. El siguiente problema, es que no existen muchos libretistas para este tipo de productos, de hecho sobre la marcha y buscando imitar las corrientes internacionales en este campo, se busca adaptar ideas locales a este lenguaje audiovisual, a veces con éxito y a veces sin tanto. Esto ha generado más de un debate a varios níveles, y fracasos tremendos en términos de producto y comercialización. Este quizás fue el caso de: Teleset Animación, Delfín Estudios y Newmok E.U.. Sin embargo trataron, y el esfuerzo es lo valioso de esto.

Los que continúan están en la lucha por abrir mercados en el exterior, donde las posibilidades son mayores, pero también la competencia. A nível seguramente seguiremos viendo cosas, sin embargo nunca en la cantidad y calidad que nos gustaría.

 

INVERSION VERSUS BENEFICIO 

El capítulo de 22 minutos al aire debe vender siete minutos de publicidad como lo establece la ley. Y desde el punto de vista de las programadoras o canales de tv, la publicidad debe pagar la producción, la emisión y dar ganancias para el que administra el tiempo al aire. Este simple ejercicio teórico, implica un problema de enormes proporciones para el dibujo animado nacional. La plaza natural para lo que se hace en Colombia, y esta consideración implica que cualquier serie de dibujo animado nacional debe ser de muy bajo presupuesto, si pretende mantener en el aire, o al menos que el canal o programadora solamente considere ponerla al aire.

Según la franja, 30 segundos se pueden vender por unos cuantos cientos de miles de pesos hasta varias decenas de millones de pesos. Esto es lo que mantiene la televisión funcionando. Lo que hace posible la proyección de un animado nacional, en vista de que no es un producto que los canales o programadoras necesiten (como es el caso de las novelas o noticieros), es tener un producto desarrollado rapidamente y a un costo muy bajo. Esto obviamente no funciona igual para la televisión o cine en el exterior, pero eso aún no nos afecta, ya que la capacidad de producción y las ideas que se desarrollan localmente aún no son del interés de los mercados internacionales.
En el caso del cine, el riesgo de fracaso es aún mayor, ya que la primera impresión y la cantidad de recursos que se invierta en publicidad es lo que vende una película. Fuera de esto, los costos de producción de una película son tan altos como los de una temporada entera en TV (26 capítulos), lo cual hace de unos pocos minutos de animación, una muy valiosa pieza audiovisual en términos monetarios.

Y las empresas que se mantienen manejan un balance entre inversion y beneficio de tal manera que se puedan sostener produciendo. Pero el reto es abrir nuevos mercados.

 

LAS EMPRESAS ACTUALES

Podemos decir que está apareciendo algo parecido a una industria del dibujo animado. Existen empresas grandes y bien instaladas que desarrollan productos, y varios animadores independientes (como individuos o como grupos), no tan bien instalados, que trabajan el dibujo animado, de la mejor manera posible.

Hace 10 años todo esta iniciativa no existía, porque los directores de los estudios grandes de comerciales no permitían que les surgiera ningún tipo de competencia. Cuando los hermanos Zajec decidieron hacer piezas audiovisuales más largas que comerciales, como cortos y series para televisión, se vieron enfrentados a la peor resistencia por parte de los “dinosaurios” de la animación. Y fue un problema más de estrategia que de dibujo lo que resolvió esto.

Hoy todo el que quiera puede hacer dibujo animado, pero tiene que enfrentarse a la capacidad de las empresas que existen en el ramo para desarrollar y producir una idea. La experiencia acumulada por empresas como CONEXIÓN CREATIVA, FUSIONARTE, PLASTILINA CREATIVA, y otras, superan enormemente aquella de la cual ellos partieron, en esencia NELSON RAMIREZ PRODUCCIONES. El plan de todos ellos (los de la vieja guardia), era quedar como monopolios, y realmente lo que hicieron fue acabar las posibilidades de desarrollar nuevas estrategias publicitarias con el dibujo animado.

Ya eso no es así, en el nuevo dibujo animado colombiano todos tienen las mismas posibilidades, a pesar de las experiencias o prestigios, y lo único que puede impulsar productos nuevos es hacerlos.

EL FUTURO

Podrían muchos decir que el futuro del dibujo animado en Colombia es muy halagüeño, pero eso quizás se preste para un debate, como casi todo lo que implique este oficio. Pero es probable, que si no persiste la tendencia a explorar la técnica, con nuevos formatos y organizados para exportar o buscar nuevos mercados en el exterior, las posibilidades de expansión, sostenimiento y desarrollo de lo poco que se ha hecho hasta el momento esté en entredicho.

La lucha en este momento es individual, cada uno con sus estrategias e intereses, a diferencia de lo que ocurre en España. Además, no se cuenta con el apoyo del estado, y esto restringe mucho las posibilidades de desarrollar la industria.

Realmente todo está en nuestras manos.

 

INTRODUCCIÓN

Mientras en el mundo entero la evolución de la animación era permanente y arrolladora, en Colombia ha sido esporádica y totalmente tangencial a la producción audiovisual en general. En un comienzo, y especialmente en el campo de la publicidad donde esta técnica se desarrolló más, y alcanzó una importante especialización. Sin embargo la animación es un lenguaje que permite muchos más alcances, y esto empezó a desarrollarse en país desde 1995, sobre todo desde el éxito de "El siguiente programa". Este seriado partió la historia del diseño, el comic y del propio dibujo animado nacionales en dos. Es más, podríamos sin ningún problema decir que esta producción dio un punto de partida para el manejo de lenguaje en la televisión, así como en el dibujo animado.

Para llegar hasta este punto, la historia del dibujo animado colombiano es relativamente larga. A continuación encontrará una Reseña histórica en la cual se describe la progresiva evolución de la industria del dibujo animado en Colombia.

Los Comienzos

La Evolución Tecnológica

Televisión / comerciales

Cabezotes / cortos / videos intitucionales

 EL EQUIPO QUE REQUIERE ESTOS AUDIOVISUALES

El siguiente Programa

Blanca y Pura

SuperCriollo

BettyToons

Cine / Cortometrajes

Largometrajes

Bolivar el Héroe

Seriados

El “Boom” del dibujo Animado Colombiano

Inversión Versus Beneficio

Las Empresas Actuales

El futuro

Comienzo

BREVE HISTORIA DEL DIBUJO ANIMADO EN COLOMBIA 

r